Contaminantes en el Aire

En el aire ambiente hay presentes aerosoles sólidos o líquidos, microorganismos y gases. Según su tamaño, se denominan partículas de polvo grueso, partículas de polvo de grano fino o partículas de polvo en suspensión. Todas las partículas de menos de 0,4 µm de diámetro son partículas de polvo en suspensión y se resumen en el grupo PM1 (PM = material particulado). Las partículas de hasta 10 µm se denominan polvo fino (PM10). Todos los tamaños superiores son polvo de partículas gruesas.

Representan más del 95% del volumen y la masa de los aerosoles atmosféricos y son, por ejemplo, pelos, lluvia, polen o arena costera. Sin embargo, con referencia al número total de partículas, estas juegan un papel subordinado.

El polvo fino y las partículas de polvo en suspensión se producen especialmente en los centros de población urbana. Surgen principalmente en el caso de procesos de combustión (por ejemplo, tráfico, sistemas de calefacción) y con procesos industriales (por ejemplo, producción, generación de energía) y no son visibles para el ojo humano. Más del 98% de las partículas tienen menos de 1 µm, por lo que esta categoría representa el principal problema. Estas partículas pueden agruparse para formar superficies grandes e irregulares y, como resultado, indican un alto potencial de adsorción de gases, líquidos y también sustancias biogénicas, como microorganismos.

El material particulado que proviene de los gases emitidos por vehículos, fábricas y generación de energía ha provocado que el aire esté infestado de contaminantes y toxinas. Lo cual es muy peligroso para la salud de los humanos, ya que el cuerpo absorbe todas estas partículas.

Los efectos que trae consigo la contaminación del aire en el cuerpo son muy dañinos.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud se estima que cada año fallecen 12.6 millones de personas por vivir en condiciones de poca salubridad y alta contaminación, diez veces más que por violencia en el mundo.

gas-filtration

Los factores de riesgo ambiental como contaminación del aire, agua y suelo, así como la exposición a productos químicos y radiactivos, desastres debido al cambio climático y a la radiación ultravioleta están relacionados con alrededor de 100 enfermedades.

Los cinco padecimientos más comunes:

  • Asma
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Cáncer de pulmón
  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Infartos
iso-16890-peligros