Normativas

¿Cuál es el "filtro perfecto"?

sala limpia

El filtro perfecto no existe: existen filtros mejores que otros, hablando en términos de prestaciones, que pueden medirse por la capacidad de retener el polvo, la eficiencia del filtro y las pérdidas de carga, grandezas perdidas en consideración de las principales normas para contemplar el rendimiento real de uso de los filtros y compararlos entre sí.

Realmente las variables, consideradas en un estudio comparativo, son numerosas. Solamente se ha de pensar que la mayoría de los filtros permanece en el interior de un sistema de aireación durante meses o años pero que, sin embargo, las pruebas para la verificación de un filtro se realizan en minutos o al máximo horas. Asimismo en la vida operativa de un filtro, las condiciones ambientales, tales como humedad y temperatura pueden cambiar numerosas veces, al igual que varían el flujo del aire y la carga de partículas filtradas pero las pruebas para comparar los filtros se llevan a cabo en condiciones ambientales controladas.

Por lo que resulta claro que se ha de comprender perfectamente cómo interpretar los resultados de una prueba antes de emplear estos resultados para optar por un filtro determinado.